Seguidores

sábado, 14 de febrero de 2009

III

Aprender a soltar

Es difícil decirle chau a una persona con la que viviste toda tu vida, con la que conviviste, con la que te reíste, con la que te peleaste. Puede que disimule que no me afecta pero SIEMPRE DUELE. Entiendo que es algo necesario, que es un paso que hay que dar para crecer y estoy segura que es lo mejor para todos, pero aún así no puedo esconder lo que siento; te voy a extrañar.
Ya pasé dos veces por esto pero no significa que no me moleste. Sé que no te vas a otro país, ni siquiera a otra provincia, pero es distinto a tenerte en el cuarto de en frente.
Aprendí mucho de vos y definitivamente sos EL ejemplo de la familia, el que quiero seguir, y ahora que te decidiste a dar este paso estoy orgullosa de vos. Suena gracioso que yo esté orgullosa de vos, con quince años, pero es la verdad. Me alegro muchísimo por vos, pero repito: te voy a extrañar.

No hay comentarios.: